¡MANTENIENDO LA PAZ EN TIEMPOS DIFÍCILES!

Por: Nahum Rosario

Isaías 26:3 (RVR1960) 3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.

Si alguien cree que estos días son dificiles, que se prepare para mañana que serán aún más difíciles. Nadie tiene una explicación lógica para las muchas cosas que están sucediendo en el mundo en todas las esferas de la vida. Es evidente que este planeta tierra está en un estado de convulsión social, política, moral y económica. Por lo tanto, es el mejor tiempo para que se levanten engañadores que ofrecen un reino de paz en esta tierra a la misma vez que rechazan categóricamente al Rey de Paz, Jesús; porque no quieren someterse a sus mandamientos de santidad, moralidad y sacrificio por la verdad.

Uno quisiera pensar que la mayoría de los que se llaman cristianos tuvieran una conciencia clara y definida del tiempo que vivimos, pero trágicamente no es así. Noto la actitud de pereza, apatía e indiferencia que ha arropado a concilios, iglesias y ministerios. El mensaje de la amistad, de la avaricia económica y del compromiso con el mundo y la sociedad actual se ha impuesto como un genuino mensaje de gracia, que no es otra cosa que el plan del mismo infierno para engañar si fuera posible a los escogidos.

¿Qué hacemos los que aún conservamos el temor a Dios y a su Palabra, y tenemos un claro testimonio del Espíritu en nuestros corazones de los grandes peligros que se avecinan? Yo creo que esta es la hora para que como nunca antes dependamos del Espíritu Santo de Dios y dejemos de confiar en nuestra propia prudencia. Hay una promesa, que Dios nos puede guardar en completa paz en medio de los momentos más trágicos y difíciles que están azotando la tierra. Hay un solo lugar de seguridad, protección y protección y es morando bajo la sombra del Omnipotente. Una religión de domingo ya no va a funcionar. Debemos conocer a nuestro Dios y Salvador Jesucristo como nunca antes. El pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará y no se dejará turbar por nada que suceda en esta tierra. Recordemos las palabras de Jesús: “En el mundo tendréis aflicción, pero confiad Yo he vencido al mundo” Si tú pensamiento persevera en Dios, sus pactos y sus promesas, no hay forma que uno pueda ser derrotado o confundido por las cosas extrañas que seguirán sucediendo.

Hagamos una desición de sólo poner la confianza en Dios porque maldito será todo el que ponga la confianza en el hombre. Dejemos de endiosar a los políticos, a las estrellas del deporte y a los mercaderes de la farándula cristiana, y aun a los ministros de renombre. Nada de eso te va a servir en el día malo. Refúgiate en Dios, conoce a Jesús como el Señor de tu vida y llénate del poder del Espíritu Santo para que puedas prevalecer en el día malo que a todos nos puede llegar cuando menos lo esperamos. “Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; Me ocultará en lo reservado de su morada; Sobre una roca me pondrá en alto.” Salmos 27:5

17 de octubre de 2017

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published.